Santo Tome Corrientes Noticias

Columna de Ariel Osores: Ombligos Intolerantes.

¿Qué nos está pasando? En estos últimos años nuestra sociedad ha hecho fuertes intentos de volverse moderna ,sobre estimando algunos valores por encima de otros. Puntualmente me refiero a : La Tolerancia.
Desde leyes que promueven la igualdad de género, matrimonio igualitario , adopción homo-parental , hasta la inclusión de un mensaje de tolerancia a quienes se vean y actúen de manera distinta a nosotros, son parte de una campaña por volvernos más tolerantes.
¿Lo estamos logrando ?


Podríamos definir la tolerancia como la aceptación de la diversidad de opinión, social, étnica, cultural y religiosa. Es la capacidad de saber escuchar y aceptar a los demás, valorando las distintas formas de entender y posicionarse en la vida, siempre que no atenten contra los derechos fundamentales de la persona.. He aquí algunas preguntas.
- ¿Aceptamos la diversidad de opinión? Basta con mirar los “muros” de Facebook para darse cuenta que estar en desacuerdo con alguien se convierte , algunas veces en toda una batalla campal.
- ¿Sabemos escuchar y valorar las distintas formas de entender? Si somos honestos “no existe” otra manera de ver la vida que la nuestra. A las claras queda este concepto al observar las familias y sus conflictos.
- ¿Qué atenta contra los derechos? . Esto se convierte en ambiguo y confuso ya que según mi cosmovisión de la vida puede que opere contra los derechos del individuo, pero la otra persona no lo vea de ese modo. Un ejemplo de esto es la pena de muerte. Aunque en nuestros países esto no sea comprensible (aunque muchos estarían de acuerdo para algunos casos) en algunos estados de EEUU esta ha sido parte de su historia hasta el día de hoy.
- Entonces... ¿avanzamos en la tolerancia o no ? Según estadísticas recientes:
• 4 de cada 10 niños es abusado sexualmente
• En argentina muere una mujer por día víctima de la violencia de genero.
• 3 personas mueren por año (promedio ) víctima de la violencia en el futbol.
• 240 mil niños son violentados en las escuelas
• 3 de cada 10 noviazgos son violentos.

Según estas y muchas otras estadísticas nos hemos convertido en una sociedad cada vez menos tolerante a los derechos de los demás. Atrás quedan los derechos humanos cuando entra en juego las pasiones más bajas del hombre.

Y...¿ entonces ?

La tolerancia siempre será posible siempre y cuando ninguna de las dos partes quiera intentar cambiar el pensamiento del otro. Podrá subsistir siempre y cuando sea sinónimo de “soportar y aguantar” aunque eso no implique estar de acuerdo.
La tolerancia tendrá éxito si es que la podemos distinguir entre aceptación y consenso. La aceptación no siempre será posible pero podemos intentar el consenso, buscando los puntos en común y caminando por ellos.
Para terminar este articulo me gustaría ilustrar este tema con una historia que escuche hace muchos años.
Cuenta la leyenda que en un pequeño pueblo todos los ciudadanos asistían a una pequeña capilla sobre una hermosa colina. Solían comer juntos , jugar y sobre todo disfrutar el uno del otro. Cierto día se juntaron en una reunión administrativa para evaluar su progreso. Conversando de todo un poco uno de los lideres principales lanzo una pregunta a la audiencia.
-Yo pregunto , dijo el hombre; ¿Adán tenía ombligo o no ?
La congregación quedó pasmada ante tamaña pregunta. En realidad nunca lo habían pensado. Inmediatamente algunos comenzaron a argumentar que Adán (el primer hombre sobre la faz de la tierra) no tendría ombligo ya que no había nacido de una mujer . Otros, en cambio se inclinaron sobre la teoría estética de Dios apelando que sería muy poco atractivo un hombre sin ombligo. Repentinamente la feliz congregación se dividió en dos. Por un lado los “ombliguistas” y por el otro los “estéticos”.
Ahora ya no había una , sino dos congregaciones divididas por un ombligo.
El tiempo paso y todo marchaba bien hasta que en la congregación de los “ombliguistas “ a alguien se le ocurrió preguntar si el ombligo de Adán estaría para afuera o para adentro... y fue así como por cuestiones estéticas se volvieron a dividir los “ombliguistas” formando una nueva religión.
Y yo pienso;! Que lastima que por cuestiones de ombligo nos dividamos olvidando que existe algo más grande por lo cual estar juntos.

Copyright © 2011 Pack Periódico. Todos los derechos reservados. Hosting Joomla Web Empresa

Top Desktop version