Coronavirus: dudas en Gran Bretaña sobre el plan de desconfinamiento del premier Boris Johnson

El Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Su idea es que el próximo 21 de junio se acaben las restricciones por el covid. Pero ni su ministro de Salud está convencido de que sea posible.

El primer ministro británico Boris Johnson anunció “un plan gradual de reapertura” en cuatro pasos, a lo largo de cuatro meses en el reino, para salir de la pandemia. Su sueño es que el próximo 21 de junio se acaben las restricciones del Covid. Un camino para hacer renacer su economía, aliviar el confinamiento y las presiones sociales y familiares del “lockdown” británico.


Pero ni su ministro de Salud Matt Hancok ni sus consejo de sabios científicos (SAGE) están tan convencidos que se pueda cumplir. Su temor es una tercera ola, como también la esperan en el continente europeo a causa de las variantes, y dudas en el ejercicio de la responsabilidad de cada uno.

La “hoja de ruta” de Boris está basada en cuatro tests, a cumplir en base a datos de la epidemia, que actuarán como una lista de chequeo para saber si se puede avanzar o no con el paso de reabrir. El primero es la campaña de vacunación, que ha llegado ya a 18 millones de personas en Gran Bretaña y ha bajado dos tercios las hospitalizaciones, la efectividad de las vacunas para reducir muertes y hospitalizaciones, que los casos no aumenten para que el servicio de salud y sus hospitales no puedan ser desbordados y que nuevas variantes y mutaciones no generen más riesgos.

La reapertura será armónica, en todo el reino. Más que una decisión sanitaria es un producto de la presión de su partido conservador para que se reactive la economía.

Los 118 días de ruta hacia la libertad, planificados por Boris, son sobre todo una luz al final del túnel. Bajo este escenario “esperanza”, el exterior de los pubs, las atracciones afuera y los negocios no esenciales no podrían abrir para Pascua sino que su apertura fue postergada hasta el 12 de abril.


Los sabios científicos de SAGE, que asesoran al gobierno, fueron los que hicieron cambiar los planes. Las propuestas para una mayor flexibilización del bloqueo antes de Pascua se retiraron después de que los científicos advirtieran al gobierno que podría provocar 55.000 muertes adicionales estas medidas.

Johnson reveló su plan de reapertura el lunes, y expresó la esperanza de que sea un "camino de un solo sentido hacia la libertad", sin más bloqueos.

Los documentos publicados por el Grupo Asesor Científico para Emergencias mostraron que los planes para reabrir tales lugares para fines de marzo fueron modelados por científicos. Pero retrasados ​​después de que los expertos dijeron que podrían provocar miles de muertes más y abrumar a los hospitales.

Una fuente del gobierno dijo que las medidas nunca fueron la política oficial del gobierno o el enfoque preferido: "Se modelaron cinco escenarios diferentes y nunca hubo un resultado preferido" aclaró.

Hoja de ruta
Las escuelas reabrirán el 8 de marzo y las reuniones familiares al aire libre regresarán en marzo. Las tiendas pueden abrir, los pubs pueden servir al aire libre y se permiten "estadías" limitadas para mediados de abril.

La hoja de ruta tiene gente socializando en el interior, pubs y restaurantes que sirven en el interior y el regreso de multitudes limitadas en los eventos a mediados de mayo, con una reapertura casi total a fines de junio ,eliminando los límites para los asistentes a la boda y las multitudes en los partidos deportivos.Hasta 10.000 personas podrán ver un partido.

Al anunciar su plan de hoja de ruta el lunes, Johnson dijo: "El final realmente está a la vista. Un año miserable dará paso a una primavera y un verano que serán muy diferentes e incomparablemente mejores que el panorama que vemos hoy a nuestro alrededor".

El primer ministro dijo que se realizarían cuatro revisiones. Uno considerará aflojar las restricciones fronterizas para viajar al exterior , siendo el 17 de mayo lo más temprano que se podrían permitir las vacaciones en el extranjero. Considerará si los certificados de vacunas, descritos como "pasaportes", podrían usarse en el Reino Unido para reabrir la economía.

Una tercera revisión analizará cuándo pueden desaparecer las reglas de distanciamiento social, como usar máscaras faciales y el teletrabajo. Es poco probable que se modifiquen esas reglas antes de junio. Un cuarto probará cómo reabrir grandes eventos de forma segura.

Los parlamentarios conservadores criticaron la hoja de ruta como “demasiado lenta”.Uno de ellos lo calificó como un "golpe de martillo" para los sectores de la aviación y la hospitalidad.

Sin embargo, Johnson rechazó las críticas, diciendo que no jugaría con la vida de las personas y agregó: "No creo que sea ni remotamente pesimista en lo que digo". Dijo que sentía que el público "preferiría cambiar la prisa por la certeza y la seguridad sobre los plazos que estamos estableciendo".

Los documentos de Sage publicados el lunes mostraron que se había modelado una variedad de escenarios, incluidos varios que habrían visto aliviado el confinamiento antes.

Pero los científicos del Imperial College de Londres dijeron que el calendario, que también habría traído la apertura total de la hospitalidad y el regreso de la mixidad social en el interior en abril o mayo, podría haber significado 55.000 muertes adicionales. Los científicos también advirtieron que la reapertura de escuelas podría hacer que la tasa de Covid 'R' aumente hasta en 0,5.

El Gobierno anticipó que un aumento en la tasa 'R' por sí solo no sería suficiente para descarrilar el cronograma planeado.

Las fechas
La primera etapa de reapertura se dividirá en dos partes, el 8 y el 29 de marzo, mientras que la segunda podría comenzar el 12 de abril, la tercera el 17 de mayo y la cuarta el 21 de junio. Estas son las fechas "más tempranas", con posibles retrasos ,si la situación de Covid empeora dramáticamente.

Johnson enfatizó que lo guiarían "datos, no fechas", ya que describió cómo el país solo puede avanzar en cada etapa de la hoja de ruta si pasa las cuatro pruebas ya enumeradas.

"Debemos aprender a vivir con Covid como vivimos con la gripe" dijo el primer ministro. "No podemos escapar del hecho de que levantar “el lockdown” resultará en más casos, más hospitalizaciones y lamentablemente más muertes" alertó.

Pero los conservadores ,que lo habían presionado públicamente para que el país estuviera completamente abierto en mayo, expresaron su decepción porque las reglas no se estaban flexibilizando más rápidamente.