Santo Tome Corrientes Noticias

Tiene 19 años, es hija de un policía y mató a su ex novio de 21 con el arma de su papá

Al chico lo hallaron tirado en la calle, con dos balazos y sin que le sacaran nada. Los investigadores intentaban determinar el móvil del crimen cuando la joven fue a la fiscalía y confesó.

En la fiscalía de Gualeguaychú no salían de su asombro. Cuando investigaban el crimen de un joven de 21 años que fue hallado en la madrugada del viernes con dos disparos, se presentó la hija de un policía y confesó que ella lo había matado.

Nahir Galarza, de 19 años, había sido la última persona en estar con Fernando Pastoriza, que era su ex novio. Por esa razón, la habían interrogado durante la mañana, horas después del hallazgo de la víctima.

Finalmente, en una segunda declaración que realizó acompañada por su abogado, ella misma contó que le disparó al joven con el arma 9 milímetros de su padre. Inmediatamente dispusieron la detención de Nahir, que fue trasladada a la sala 6 de Psiquiatría del Hospital Centenario, debido a que se encontraba en estado de shock.

El segundo testimonio de la chica fue cerca de la medianoche del viernes, cuando se presentó en la fiscal por su propia voluntad, luego de toda una jornada de declaraciones de testigos, seguimiento de cámaras de seguridad y otras medidas para esclarecer el crimen.

Entre las 5.20 y 5.30 de ese mismo día, habían hallado a Fernando tirado en el piso y agonizando junto a su moto, en General Paz al 370, entre Pueyrredón y Artigas. Lo encontró un remisero luego de dejar a una pasajera en la zona. Enseguida llamó a la policía.

"Movía la boca, no estaba muerto", declaró el hombre a ElDiaonline.com, y detalló que pidieron una ambulancia. Según su testimonio, cuando llegaron los médicos, entre 20 y 30 minutos más tarde, el joven ya había fallecido.

El segundo testimonio de la chica fue cerca de la medianoche del viernes, cuando se presentó en la fiscal por su propia voluntad, luego de toda una jornada de declaraciones de testigos, seguimiento de cámaras de seguridad y otras medidas para esclarecer el crimen.

Entre las 5.20 y 5.30 de ese mismo día, habían hallado a Fernando tirado en el piso y agonizando junto a su moto, en General Paz al 370, entre Pueyrredón y Artigas. Lo encontró un remisero luego de dejar a una pasajera en la zona. Enseguida llamó a la policía.

"Movía la boca, no estaba muerto", declaró el hombre a ElDiaonline.com, y detalló que pidieron una ambulancia. Según su testimonio, cuando llegaron los médicos, entre 20 y 30 minutos más tarde, el joven ya había fallecido.

Copyright © 2011 Pack Periódico. Todos los derechos reservados. Hosting Joomla Web Empresa

Top Desktop version