Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Lionel Messi y el París Saint Germain despedirán el año este miércoles, desde las 17, cuando visiten al Lorient, uno de los equipos en zona de descenso, por la fecha 19 de la Ligue 1 francesa. El encuentro se podrá ver por ESPN y la plataforma Star+.

Será el cierre de un 2021 atípico pero exitoso para el rosarino que por primera vez en su carrera vistió tres camisetas en un año: el Barcelona, la Selección y el PSG. Hasta ahora, Messi disputó 60 partidos, convirtió 43 goles y brindó 18 asistencias en el calendario.

El número 30 reaparecerá luego de su ausencia en el triunfo por la Copa de Francia ante Feignies-Aulnoye por 3-0 con un gol de Mauro Icardi, y en medio de cierta polémica por el clima puertas adentro en el club parisino.

De acuerdo al diario deportivo francés L'Equipe, en el PSG hay malestar en el vestuario y entre los dirigentes por la reciente actitud de sus estrellas, como cuando tras la entrega del Balón de Oro varios jugadores se fueron a una discoteca y, al entrenamiento de la mañana siguiente, Messi y Paredes faltaron por una "gastroenteritis".

El brasileño Neymar también es protagonista fuera de la cancha ya que no se presentó a tiempo a una firma con uno de los patrocinadores del PSG, probablemente por las discrepancias que había habido por una prueba de coronavirus que se realizó.

Leonardo, el brasileño director deportivo del club, planteó sancionar a su compatriota pero a última hora prefirió dejarlo pasar por miedo a que se filtrara un castigo que hubiera generado mucho ruido mediático.

El periódico también remarca otro de los episodios que rompieron la calma en el club como la crisis matrimonial de Icardi, quien tuvo que viajar de urgencia a Italia y recibió una licencia de los dirigentes por esos días. De acuerdo a L'Equipe, el vestuario está dividido entre un bando francés/europeo y otro latino/español, dado que los primeros están molestos con algunas concesiones para los segundos, como la falta de castigos por sus indisciplinas.