Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

El hecho ocurrió el domingo 19, la mujer que fue brutalmente golpeada por su pareja de apellido Chamorro, frente a sus dos hijos de (11 meses y 3 años) pero pudo escapar y llegar por sus propios medios hasta la Comisaría Primera contó todo. La víctima ratificó los hechos, en los cuales el sujeto habría golpeado ferozmente con golpes de puño, luego la azotó con un chicote, la golpeó la cabeza con el taco del zapato de la mujer y finalmente la pateó en el piso. la jueza de garantías Sara Durand de Pereira dispuso que deberá permanecer en prisión preventiva por el plazo de 20 días en la alcaidía local.

De acuerdo a las fuentes consultadas por este Portal, la jueza decreto la prisión preventiva del sujeto de apellido Chamorro (no trascendió el nombre ni demás datos del agresor), cuya vivienda es cerca de la Estación de Servicio Axion (por ruta 14) hacia Virasoro. Hoy se realizó la Audiencia Oral en la que el Fiscal presentó a la víctima ante la Jueza, quién exhibió las lesiones. El fiscal explicó el caso y pidió la prisión preventiva del sujeto, quién en todo momento agachó la cabeza y no quiso hacer uso de la palabra. Se hallaba asistido por su abogada defensora.

Finalmente la Jueza de Garantías Sara Durand de Pereira dispuso que deberá permanecer en prisión preventiva por el plazo de 20 días en la Alcaidía local. La víctima ratificó los hechos, en los cuales el sujeto habría golpeado ferozmente con golpes de puño, luego la azotó con un chicote, la golpeó la cabeza con el taco del zapato de ella, y finalmente la pateó en el piso. En un momento dado el sujeto fue a buscar hielo cuando se dio cuenta de lo que había hecho, y la víctima logró escapar hasta la comisaría local, dónde pidió ayuda. El atacante la siguió hasta el lugar a los fines de entregarle a su bebé de 11 meses, dónde quedó inmediatamente detenido. La víctima también manifestó que todos los golpes fueron en presencia de su bebé de 11 meses y de su pequeño de 3 años quien rogaba la soltara a la madre.

Además la víctima relató que hace dos meses habría recibido una golpiza similar por la que terminó internada pero no hizo la denuncia, y la situación no habría sido advertida. A pesar de la golpiza las lesiones provocadas fueron leves, y se estima que con el nuevo código procesal la causa llegaría a juicio en menos de 2 meses.