DUKI CANTA "DESDE EL FIN DEL MUNDO", MEZCLANDO SONIDOS ANALÓGICOS Y DIGITALES FUTURISTAS

Espectaculo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La figura más poderosa e influyente de la escena argentina de música urbana, autodefinido como melómano, reconoció que es su familia la que lo mantiene con los pies sobre la tierra y evita que se maree con el éxito y la fama.

El cantante Duki, la figura más poderosa e influyente de la escena argentina de música urbana, se reconoció un melómano, en especial del rock argentino, y reconoció que es su familia la que lo mantiene con los pies sobre la tierra y evita que se maree con el éxito y la fama.

Duki es Mauro Ezequiel Lombardo Quiroga y con 25 años y luego de haber triunfado en El Quinto Escalón, una de las grandes competencias de freestyle local, se metió de lleno en la escena urbana con canciones como "Si te sentís sola", "No vendo trap", "Hello Coto", "She don't give a FO", "Rockstar", “Goteo” y “Hitboy” que lo convirtieron uno de los cinco argentinos más escuchados en las tiendas digitales.

Hello Coto!

 

De la mano de su reciente segundo disco “Desde el fin del mundo” que incorpora un sonido más fresco, una voz más curada y no tan ronca, así como también más flow y estilos nuevos; lo reúne con Khea, Pablo Chill-e, Bizarrap, Mesita, Ysy A, Lara 91K, Ca7riel, Young Cister y Pekeño 77, entre más.

El álbum lo tiene además coqueteando con el punk y el rock en canciones como “Muero de fiesta este finde”, “Muriéndome” y “Luna”, porque, confesó Duki a Télam y otros medios de prensa, “el rock fue lo que más me marcó”. 

El joven y taquillero intérprete encabezó una rueda de prensa virtual desde las instalaciones del Movistar Arena donde sostuvo que para dar forma al nuevo material “estábamos buscando desestructurar al trap y salir de la monotonía”.

En el mismo sentido, apuntó que Cuando tomo la decisión de un disco sé más o menos lo que va a venir pero no sé dónde va a terminar, cuando estoy en singles estoy en modo de búsqueda de ver qué es lo nuevo y probar cosas Cuando tomo la decisión de un disco sé más o menos lo que va a venir pero no sé dónde va a terminar, cuando estoy en singles estoy en modo de búsqueda de ver qué es lo nuevo y probar cosas “los raperos tenemos un problema: cuando hay un bombo y una caja queremos caer arriba rítmicamente y siempre estamos forzando las rimas, cuántas más rimas podemos meter más nos gusta. Pero eso sentía que me encerraba un poco”.

"Cuando tomo la decisión de un disco sé más o menos lo que va a venir pero no sé dónde va a terminar, cuando estoy en singles estoy en modo de búsqueda de ver qué es lo nuevo y probar cosas."

DUKI

Dispuesto a romper ese cerco, Duki precisó que “para 'Desde el fin del mundo' se dio la complementación de sonidos analógicos de la mano de mi productor Yesan, que es un guitarrista increíble, con sonidos digitales más futuristas aportados por Asan, que es el niño 2000”.

Télam: ¿Qué artistas argentinos te formaron el oído para que ahora transformes el trap?

Duki: Yo soy bastante melómano, debe ser culpa de mi gusto y el de mi familia por el arte. Me acuerdo de muy chiquito estar escuchando Virus, Charly García o Los Abuelos de la Nada y después empecé a experimentar un poco más en cuando empecé a crecer con bandas de rock de otros lados. Por otro lado poetas y escritores como Calamaro o Dárgelos también son gente capaz de expresar lo que sentía de una forma que cualquier otra persona que no estaba viviendo lo mismo se podía identificar. Ninguno de nosotros tenemos a vida de Charly, pero cuando Charly canta algo lo sentís, se te pone la piel de gallina. Creo que nosotros eso es lo que más agarramos, esa capacidad de dar imágenes sensoriales, de explicar sentimientos, emociones, sensaciones, salir de la vida de uno y hacer partícipe al oyente.

T: ¿Cómo manejás el tema de la fama y el éxito?

D: Un poco siento que quienes más me mantienen con los pies en la tierra son mi familia, mi papá, mi mamá, mi hermana menor Candela y mi hermano mayor Nahuel, que son mi equipo de trabajo aparte de ser mi núcleo y mi equipo para la vida. Son personas que en dos segundos me pueden cambiar el ánimo. Empieza a pasar que cuando sos el líder de tu núcleo de trabajo la gente no genera tanta empatía, tiene miedo de faltarte el respeto o no se quieren meter en tu vida personal entonces siempre están para vos y cumpliéndote los caprichos, y si no tenés gente que te baje a tierra llega un momento donde dejás de generar empatía y pensás que sos superior o valés más que los demás y es totalmente erróneo. Si hago algo mi mamá en dos segundos me dice “Mauro, ¿qué estás haciendo?” y si es algo que la afectó a ella me pone súper mal. Es lo que más cuerdo me mantiene. Para ella soy Mauro. A veces es difícil separar a Mauro de Duki (risas). Pero es muy hermoso.

T: ¿Dejaste atrás el sonido de trap más moderno que estabas trabajando con singles anteriores? Era un trap muy del under británico, te estabas adelantando a muchas cosas.

D: Ese sonido se llama drill y es un nuevo sonido británico. Ellos venían del grime, que es un trap mega rapeado, mega rápido y súper técnico. Ellos tienen mucha cultura africana en los sonidos, en las voces, en las formas de sonar, en los beats y a mí me gusta siempre divertirme y había escuchado eso pero nunca quiero encerrarme en algo y pocas veces sé lo que viene después. Cuando tomo la decisión de un disco sé más o menos lo que va a venir pero no sé dónde va a terminar, cuando estoy en singles estoy en modo de búsqueda de ver qué es lo nuevo y probar cosas. Lo más lindo es estar siempre evolucionando, probando cosas nuevas y adquiriendo poderes. Siempre voy a estar probando.

Fuente: Telam