Las claves de La cocinera de Castamar, la serie más vista del momento en Netflix

Espectaculo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Estrenada en la TV española, ahora llegó al streaming y cautivó al público argentino: encabeza en “top ten” de la plataforma. Es un culebrón de época, que le rinde culto al erotismo.


Hay cosas que nunca pasan ni pasarán de moda porque siempre habrá alguien dispuesto a consumirlas. Algo de eso sucede con los culebrones de época, un género que está vigente en el cine y que sigue exprimiendo la televisión, con series que encabezan los rankings de visualizaciones en servicios de streaming.


Después del reciente éxito de Bridgerton y otros no tan lejanos, como El bazar de la caridad o Juego de caballeros, Netflix apostó por una superproducción española que en su primera semana disponible ya es la más vista de la plataforma en la Argentina y en México.

Se trata de La cocinera de Castamar, un drama romántico de 12 episodios, protagonizado por Michelle Jenner, Roberto Enríquez y Hugo Silva (uno de los protagonistas de Los hombres de Paco). Esta producción de Atresmedia está basada en la novela homónima escrita por Fernando J. Múñez.

Ambientada en la Madrid de 1720, la trama está centrada en Clara Belmonte (Michelle Jenner), una cocinera agorafóbica que empieza a trabajar en la cocina de Castamar huyendo de un doloroso pasado, marcado por la muerte de su padre, acusado de traición.

En el palacio se enamora de Diego, el duque de Castamar (Roberto Enríquez), que acaba de quedar viudo. Pero, en tiempos de etiquetas, concretar ese amor no será fácil porque ambos provienen de clases sociales muy distintas.

Por otro lado, doña Mercedes (Fiorella Faltoyano), madre de Diego, quiere que se case con la noble Amelia Castro (María Hervás), para que el ducado tenga descendencia. A eso se suma la intervención del marqués de Soto, Enrique de Arcona (Hugo Silva), que detrás del papel de colaborador y confidente de doña Mercedes esconde un plan para vengarse de Diego.

Intrigas palaciegas y sexo
La historia transcurre en el interior del palacio de Castamar, que excepto por Don Diego y su madre, es mayormente habitado por sirvientes. Como toda producción de época, las intrigas palaciegas, las conspiraciones y las jugadas de poder para ascender socialmente funcionan como tramas secundarias a ese vínculo que de entrada parece imposible de consumarse.

El erotismo es otro de los grandes protagonistas de la serie. Pero, a diferencia de otras producciones de tiempos aristocráticos que suelen transitar lo sexual desde una mirada tradicional, esta ficción aborda encuentros homosexuales, tríos y encuentros furtivos. Eso sí, las escenas no son tan explícitas como en Bridgerton.

La cocinera de Castamar se grabó en plena pandemia. Pero eso no parece haber afectado el nivel de la producción y los escenarios, otro de los puntos fuertes de la serie. “Construir Castamar en diferentes lugares, pero que parecieran un todo, ha sido el mayor reto”, le dijo Paco Úbeda, jefe de localizaciones, al sitio español Diez Minutos.

Úbeda también explicó que recorrió varios lugares desde agosto de 2020 hasta encontrar los espacios. Y que las tomas que se ven dentro y en los alrededores de Castamar se realizaron en distintos palacios de Madrid y Sevilla.

¿Habrá segunda temporada?
Como sucedió con La casa de papel y tantas series españolas que se popularizaron en Antena 3 -La cocinera... se estrenó primero en la plataforma de streaming de Atresmedia-, Netflix compró los derechos de este éxito que llegó ser vista por más de 2 millones de televidentes por episodio en la tevé abierta.

A partir de este salto global a través de Netflix, muchos fanáticos de la serie empezaron a preguntarse si podría haber una segunda temporada.

“Da pena despedirte de un personaje, de una historia que te ha hecho vivir y aprender muchas cosas”, le dijo Jenner a Antena 3 antes del final. “Es una proeza y lo hemos conseguido”, agregó la actriz, haciendo alusión al rodaje en pandemia.

Roberto Enríquez declaró: "Estoy muy feliz y triste a la vez por acabar, estos últimos días siempre tienen esta mezcla rara". Ambos protagonistas dieron a entender que ya no volverán a ponerse los trajes de Clara y Diego.

Si eso no alcanza para convencer a los fans de esta historia, vale recordar que el libro no tiene una continuación, achicando las posibilidades de una segunda temporada. Habrá que ver si la creadora y guionista Tatiana Rodríguez imagina una secuela.

Fuente Clarin

Elecciones: Cuenta Regresiva.

Visitantes en LÍNEA.

Hay 141 invitados y ningún miembro en línea

Elecciones Santo Tomé.

Hay 3 Candidatos Perfilados a Intendente.
  • Votos: 0%
  • Votos: 0%
  • Votos: 0%
  • Votos: 0%
Votos Totales:
Primer Voto:
Ultimo Voto: