Espionaje ilegal: Macri sigue fuera del país y no se presentará al llamado a indagatoria

Nacionales
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El juez federal subrogante de Dolores Martín Bava dispuso que la Policía Federal intente notificar en diferentes domicilios al expresidente, quien aportó una dirección en la que no vive hace más de año.


El expresidente Mauricio Macri está llamado este jueves por el juez Martín Bava a declaración indagatoria en la causa por supuesto espionaje a familiares de las víctimas del submarino ARA San Juan, pero el exmandatario permanecerá fuera del país hasta finales octubre.

Según confirmó la líder del PRO, Patricia Bullrich, Macri sigue en el exterior a pesar de la convocatoria del juez de Dolores y hasta el miércoles se desconocía si el magistrado logró hacerle llegar la notificación en los domicilios que el exmandatario había declarado en este expediente o ante otras autoridades judiciales.

La situación de Macri contrasta con la de su íntimo amigo, el escribano Gustavo Arribas, a quien la justicia no autorizó a salir del país en el marco del mismo expediente que instruye el juez federal Bava, interinamente a cargo del juzgado donde se encuentra radicado el expediente.

La confirmación de que Macri no se presentará este jueves a declarar surgió de la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, quien le envió una carta al juez Bava para hacerle saber que el exmandatario estaba fuera del país y que recién regresaría a fin de mes.


Una comitiva de la Policía se presentó en el supuesto domicilio de Macri aportado por la justicia electoral –ubicado en la Ciudad de Buenos Aires- pero se encontró con que ya no vive allí desde hace un año.

"En mi carácter de presidenta del PRO vengo a comunicar a usted, tal como era de público y notorio conocimiento a la fecha de su resolución, que el ingeniero Macri se encuentra fuera del país cumpliendo con compromisos internacionales previendo su regreso para fines del corriente", sostuvo Bullrich.

En la misma misiva, le pidió al magistrado que tenga presente "la permanente vocación de respeto y sometimiento a las instituciones republicanas que asume el ex presidente Mauricio Macri garantizando los derechos y garantías que lo amparan evitándose cualquier decisión apresurada que solo aumente el estrépito mediático que ya se ha generado con su intempestiva citación".

El pedido de la exministra de Seguirdad parece estar vinculado con la posibilidad de que el juez Bava decida declarar al exmandatario en rebeldía si es que mañana no se presenta a declarar y su abogado no presenta alguna justificación al respecto.

La carta de Bullrich se conoció después de que el juez Bava ratificara que la indagatoria está prevista para este jueves y reclamara a la Policía Federal que intente notificar en diferentes domicilios al expresidente, luego de anoticiarse de que Macri hace un año no vive más en la dirección proporcionada por la justicia electoral.

El martes, el juez de Dolores pidió informes al Registro Nacional de las Personas, a la Policía Federal, a la Dirección Nacional de Migraciones y a la base de datos "Nosis" sobre los domicilios que tiene registrados el expresidente y hoy recibió respuestas diferentes de todas las fuentes consultadas por lo que ordenó que se lo notifique en todas los domicilios posibles.

Macri fue llamado a indagatoria el viernes pasado acusado de estar relacionado con las supuestas maniobras de espionaje ilegal desplegadas desde la base Mar del Plata de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) contra el colectivo de allegados a los tripulantes del submarino hundido en 2017.

El llamado a indagatoria lo ubicaba como el máximo responsable de las supuestas maniobras de espionaje ilegal investigadas y remarcaba que "la inteligencia ilegal estuvo dirigida a monitorear las actividades de las organizaciones de familiares de las víctimas desde la perspectiva de la afectación a la imagen de la gestión de gobierno".

En este expediente ya están procesados, entre otros, las exautoridades de la central de espías, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, sobre quienes pesan además otros procesamientos por otros hechos también referidos a inteligencia prohibida con fines supuestamente políticos e ideológicos.

El ex director de la AFI, por su parte, no podrá viajar a Brasil como tenía previsto porque el juez Bava decidió hoy "no hacer lugar" al pedido de autorización para salir del país solicitada por la defensa de Arribas, según surge dela resolución a la que accedió Télam.

A pesar de que en casos anteriores Arribas había sido autorizado a viajar, en esta oportunidad el juez Bava rechazó el pedido de autorización y coincidió con la querella de familiares de tripulantes del San Juan en que el extitular de la AFI no había presentado fundamentos atendibles para que se lo habilite a viajar y en que su salida del país podía poner en riesgo la investigación.

"Es claro que la salida del país de Arribas, en esta oportunidad, y como bien sostiene la querella, podría generar o acrecentar el riesgo procesal de fuga", sostuvo el juez en la resolución de once páginas a las que tuvo acceso Télam.


"El imputado cuenta con una capacidad económica holgada -incluso posee inmuebles de su propiedad en el país al que pretende viajar, como bien referenció, y allí se encuentra su centro de vida personal y de sus negocios-, su esposa e hija son nacionales de la República Federativa de Brasil y ostenta, en ambos países, contactos personales y laborales suficientes que podrían permitirle el sustraerse de la acción de la justicia, justo cuando acaba de ser nuevamente procesado por similares delitos", remarcó el magistrado.

"Debe valorarse nuevamente, la falta de arraigo de Arribas en el país, conforme el propio requirente ha sostenido en más de una oportunidad. Insisto, su centro de vida familiar y comercial se encuentra en el país limítrofe y no en la Argentina", enfatizó el magistrado que remarcó que "tampoco se evidencia en la petición del incidentita una razón humanitaria que torne imperiosa y urgente la salida del país de Arribas".

Arribas, que ya fue procesado al menos en tres expedientes distintos en los que se investigan supuestas maniobras de espionaje ilegal, había pedido permiso para viajar desde mañana, y por más de 50 días a Brasil y Uruguay: en el primer país pretendía visitar a su esposa y una hija y festejar su cumpleaños (en noviembre); mientras que en el otro quería visitar a sus demás hijos.

 

Fuente: El Litoral