Cumbre en Comercio por la falta de figuritas del Mundial

Nacionales
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El secretario de Comercio se reunió con kiosqueros y el fabricante y colaborará para resolver la falta de stock.

El Gobierno se apartó por un momento de las restricciones a las importaciones y la política de precios para concentrarse en un tema de alto voltaje: el faltante de las figuritas del Mundial. Este martes por la tarde, el secretario de Comercio, Matías Tombolini, se reunió con la cúpula de la Ukra (la cámara de los kiosqueros) y directivos de la empresa fabricante dueña de la licencia de la Copa del Mundo, para resolver un conflicto que involucra a supermercados, estaciones de servicio, aplicaciones de delivery y hasta las cadenas de comercios.

A casi un mes desde el lanzamiento de la colección de figuritas del Mundial de Qatar 2022, el furor continúa. También las quejas de los kioscos contra New Rita (representante de la multinacional Panini en el país, que tiene a su vez la licencia de la Fifa) por la falta de álbumes y sobres para vender. "Desabastecimiento: las figuritas no se consiguen, o demoran entre una y dos semanas en conseguirse. La empresa Panini no entrega los productos a Kiosqueros de Argentina", denunció en Twitter Adrián Palacios, vicepresidente 1° de la Ukra.

"Desde la Secretaría de Comercio abrimos un canal de diálogo entre la Ukra y Panini, poniendo a disposición nuestros equipos legales y técnicos para colaborar en la búsqueda de posibles soluciones", señaló el comunicado oficial al referirse a un encuentro que encabezó Tombolini, junto con la subsecretaria de Políticas para el Mercado Interno, Anastasia Daicich, y la subsecretaria de Acciones para la Defensa los Consumidores, Lucila Bueti.

Por el lado de la empresa asistieron su vicepresidente, Nicolás Sallustro y el socio fundador de New Rita, Héctor Crespo Figueras. "Ellos dijeron que fabrican y entregan mercadería todos los días y prometieron supervisar a los distribuidores para que lleguen a los kioscos", explicó Palacios. Por otro lado, acordaron con la empresa mantener un diálogo permanente hasta que la situación se normalice.

Los kiosqueros argumentan que el fabricante especula con la alta demanda y protestan porque ahora privilegian otros canales de comercialización. "Las figuritas no están en los kioskos pero lamentablemente sí en los supermercados (Jumbo, Carrefour), estaciones de servicio (Axion) y aplicaciones de delivery (PedidosYa)", bramó Ernesto Acuña, otro de los directivos de la Ukra. Semanas atrás, el propio Acuña encabezó una protesta en la fábrica de Panini, ubicada en la localidad bonaerense de Martínez, en reclamo por la falta de stock.

Según un informe de Damián Kantor en Clarin, las primeras tandas del álbum ($ 750 la unidad) y paquetes con cinco figuritas ($ 150) se agotaron en apenas 48 horas.

 

Fuente: El Litoral