Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Lo dispuso el juez Javier López Biscayart por presuntas irregularidades en los pagos del impuesto a las ganancias y el IVA; la medida alcanza a los hijos del empresario kirchnerista como a directivos de Austral Construcciones

Lázaro Báez acumula problemas. El juez en lo Penal Económico, Javier López Biscayart, elevó a juicio oral tres tramos de la investigación por la presunta evasión multimillonaria de los impuestos a las Ganancias y Valor Agregado (IVA) que el supuesto testaferro de la familia Kirchner y los máximos ejecutivos de Austral Construcciones desarrollaron durante años.

López Biscayart envió a Báez y a sus hijos Martín, Leandro y Luciana a juicio entre mediados de agosto y de octubre pasados, como también a Julio Mendoza, Claudio Bustos, César Andrés, Jorge Chueco y otros alfiles de la constructora. Todos deberán sentarse en el banquillo de los acusados ante el Tribunal Oral en lo Penal Económico N° 3.

La decisión de López Biscayart representó un nuevo traspié judicial para Báez, quien lidia con varios frentes abiertos. Tanto en Buenos Aires, donde ya fue condenado a 12 años y medio de prisión por la “ruta del dinero K” y encara la recta final del juicio oral por el “caso Vialidad”, como en Chaco. El Tribunal Oral Federal de Resistencia también lo juzgará por la presunta evasión con facturas truchas, pero de la constructora “Sucesores de Adelmo Biancalani”.