Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Se trata de huesos bovinos, un negocio en alza luego de las restricciones del Gobierno a la exportación de carne vacuna; en ese mercado se utilizan para sopas, entre otros usos.

Unas 9000 toneladas por mes que representan US$15 millones. En esos valores ronda la venta de huesos sin carne de la Argentina a China. Se trata de un negocio que creció como una alternativa para la industria frigorífica exportadora desde que el Gobierno de Alberto Fernández comenzó a intervenir en el mercado cárnico con restricciones para las ventas al exterior.

“Antes se exportaba el hueso con carne, pero cuando se prohibió la exportación de varios productos, entre ellos los cuartos delanteros y traseros con hueso, y quedó liberada la del hueso con apenas un milímetro de carne, la industria los empezó a vender para responder a la demanda de China. Hoy ya es un subproducto más, que tiene un volumen grande y constante”, indicó a LA NACION Miguel Jairala, asesor económico y de mercados del Consorcio de Exportadores de Carnes (ABC).