Corrientes: denunciaron a otro médico por el cobro de un plus de $20 mil

PROVINCIALES
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Una mujer relató que su hijo tuvo que ser internado por una peritonitis y debió ser intervenido, pero antes le pidieron que pagara una comisión, a pesar de tener obra social.


Denunciaron a otro médico del Hospital San Juan Bautista de Santo Tomé por cobrar un plus por una intervención quirúrgica. El primer caso que desató el debate fue el de Ignacio Álvarez, quien llevó a su hija de 20 años a atenderse y le cobraron $30 mil extras para la operación.

Marta Miño es oriunda de Río Gallegos y viajó a Santo Tomé por motivos familiares. “A mi mamá la trataron como que tenía un problema en el corazón y sin embargo era un problema en los pulmones. La tuvieron tanto tiempo ahí, que cuando llegamos a Corrientes capital ya era tarde”, relató la mujer a Urgente Santo Tomé. La paciente falleció el jueves pasado en un hospital de la Capital.

Sin embargo, la historia no termina allí, ya que el problema del cobro se desató a partir de la intervención quirúrgica que necesitaba su hijo menor de edad. “Cuando mi mamá viaja a Capital me tuve que quedar en Santo Tomé porque mi nene tenía apendicitis y terminó con peritonitis. Ingresó a las cuatro de la mañana y tuve buena atención de las enfermeras, tengo que reconocerlo. Pero cuando él entra al quirófano, sale un anestesista —el señor Roque Machado— y me dice que yo no tenía obra social y que tenía que pagarle 20 mil pesos la anestesia”.

“Yo automáticamente le expliqué que tenía obra social, soy empleada de gobierno de la Casa de Santa Cruz, tengo la Caja de Servicios Sociales, que sería Ioscor; tengo cobertura en Santo Tomé. Él me dijo que con esa obra social no trabajaba”, sostuvo.


“Yo ni pensé porque estaba mi hijo adentro, entonces le pido su CBU para transferirle y me dice que él no usaba CBU. Fue ahí cuando mi hermana me hace caer en la realidad de que no corresponde el pago, pero en ese momento de desesperación uno no piensa”, contó. “Me insistió en que a cinco cuadras tenía un cajero. Yo le dije que no quería salir del hospital, así que nos pusimos a juntar la plata que teníamos con mi hermana en las carteras, que era el dinero de los pasajes para volver”.

Según la mujer, fue su hermana quien finalmente entregó el dinero y le pidió al médico que le diera un comprobante. “Le dijo a ella que no podía entregarle nada ni firmar nada. Que eso lo charle con el cirujano. Pero la verdad, yo estaba desesperada, necesitaba que operen a mi hijo y no me iba a poner a pelear por plata”, explicó.

“Cuando sale mi hijo del hospital decidí hacer la denuncia. Los profesionales que dirigen el hospital me culparon a mí por pagarles a ellos. Me dijeron que esas cosas no se hacen, pero que yo no debería haberles pagado”, sostuvo la denunciante.

“Yo no puedo creer que eso sea un hospital público, que no haya empatía. Esto no es nada, cuando vuelvo a Río Gallegos el clínico que atiende a mi familia me dijo ‘mamá, lo mejor que pudiste hacer es venir’. Le saca los puntos, agarra un bisturí y tenía mucha pus adentro. Mi hijo hasta el día de hoy tiene la herida sin curar y no sé si se la van a drenar. No puedo tener sentimientos buenos para nada”, refirió Miño.


Cabe destacar que es la segunda vez que denuncian una situación irregular en ese hospital. Ignacio Álvarez denunció hace dos semanas que un profesional le cobró un plus para intervenir a su hija y que encima la operación habría terminado mal, ya que le quedaron piedras en la vesícula a la adolescente.

 

Fuente: El Litoral