Ya hay un muerto y al menos 130 detenidos por las protestas en Cuba

El Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La cifra de arrestados surge de organizaciones de derechos humanos. El gobierno no lo confirmó.

Gran despliegue policial en el municipio de Arroyo Naranjo, cerca de La Habana, en respuesta a las protestas que sacuden a Cuba.   


El gobierno de Cuba confirmó este martes que las protestas opositoras que se extendieron este fin de semana en varias ciudades ya dejaron un muerto.


Según un comunicado difundido por la Agencia Cubana de Noticias, Diubis Laurencio Tejeda, de 36 años, murió el lunes por la tarde cuando "grupos organizados de elementos antisociales y delicuenciales (...) alteraron el orden" e intentaron dirigirse hacia una comisaría de Policía "con el objetivo de agredir a sus efectivos y dañar las instalaciones", en el municipio de Arroyo Naranjo.

El hombre falleció cuando participaba el lunes en una protesta en el humilde barrio La Güinera, en la periferia de La Habana, donde hubo enfrentamientos entre manifestantes y policías.

Los manifestantes fueron interceptados por las fuerzas de seguridad, informó el Ministerio del Interior cubano, y en el intento por evadir la actuación "incendiaron contenedores". Además, agregó el comunicado oficial, "agredieron con armas blancas, piedras y objetos contundentes a los agentes y civiles en el lugar".

De todos modos, el gobierno niega un "estallido social".

"El 11 de julio no hubo en Cuba un estallido social, no lo hubo por la voluntad de nuestro pueblo y el apoyo de nuestro pueblo a la revolución", afirmó el canciller cubano Bruno Rodríguez en una conferencia de prensa.

En el marco de los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes decenas de personas fueron detenidas. Aunque el gobierno de Miguel Díaz-Canel no dio cifras, otras fuentes hablaban este martes de entre 130 y 140 arrestados.

El Ministerio del Interior lamentó la muerte del manifestante "en medio de un complejo escenario en el cual se preserva la tranquilidad ciudadano y el orden interior". Pero no dijo nada sobre los detenidos, mientras muchas familias buscan a personas supuestamente arrestadas.

"A mi hija se la llevaron el lunes y no sé nada de ella, pero no diré más, ni quiero que me filmen”, dice una mujer frente a un centro policial de un barrio cercano a La Habana.

Sin novedades de los arrestados
Su angustia es la de muchos familiares de los más de un centenar de detenidos en Cuba durante dos jornadas de manifestaciones contra el gobierno.

De acuerdo con una lista publicada en Twitter por el contestatario Movimiento San Isidro, hasta este martes 130 personas permanecían arrestadas o desaparecidas, incluidos periodistas independientes y activistas de la oposición, entre ellos José Daniel Ferrer, Manuel Cuesta Morua y Luis Manuel Otero Alcántara, principales disidentes del país.

También denunció su detención el dramaturgo Yunior García, uno de los iniciadores del movimiento 27N que nuclea a artista e intelectuales que reclaman mayor libertad de expresión.

García narró que acudió el domingo con otros compañeros al Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) para pedir 15 minutos ante las cámaras.

Pero “fuimos golpeados, arrastrados a la fuerza y lanzados sobre un camión de carga, como sacos de escombro”, denunció, al señalar que el lunes fueron liberados “bajo una medida cautelar”.

Entre lunes y martes, una teniente recibió en la estación de policía a los familiares que preguntaban por los arrestados.

“Todos los detenidos fueron trasladados al (centro de detención) Vivac, a 100 y Aldabó (cuartel general de la Dirección Técnica de la Policía Nacional) y a 10 de Octubre (otra estación)”, les dice en forma seca, sin dar más detalles.

Otra madre de 50 años también indagaba yer por el paradero de su hijo de 21 años. “Se lo llevaron de la casa esposado y a golpes, sin camisa, sin mascarilla”, y también “se llevaron a muchos del barrio, jóvenes y viejos”, precisa la mujer, que prefiere no revelar su identidad.

También bajo anonimato, una joven de 24 años comenta que a su hermano de 25 años “lo sacaron de la casa del vecino”. “Le dieron tremenda mano de golpes, injustamente, y se lo llevaron”, dice, sin saber donde está. “A mi mamá por poco le da un infarto”, apunta.

La organización opositora Damas de Blanco, por su parte, denunció el arresto de su líder Berta Soler y de su esposo, el político Angel Moya, “al salir de la Sede Nacional” del organismo, en La Habana.

Entre los detenidos se encuentra, además, Camila Acosta, una periodista cubana de 28 años del diario madrileño ABC. El ministro de Relaciones Exteriores español pidió el martes a las autoridades cubanas que respeten el derecho de manifestación y exigió la liberación “inmediata” de Acosta.

Entre los casos más sobresalientes figura la joven youtuber Dina Stars, quien fue apresada en su casa por la policía cubana cuando hablaba en vivo con un programa de la televisión española.

En la capital reinaba este martes una aparente calma, aunque con gran presencia militar y agentes vestidos de civil recorriendo los barrios.

Pero internet móvil, motor de las manifestaciones, seguía suspendido en la isla. El grupo de monitoreo de internet Netblocks reportó interrupciones en Cuba en las principales redes sociales y plataformas de comunicación, como WhatsApp y Facebook.

Reclamo de Estados Unidos
Por eso Estados Unidos instó formalmente al gobierno cubano a poner fin a las restricciones y renovó el pedido de liberación de los manifestantes detenidos.

“Hacemos un llamado a los líderes de Cuba para que demuestren moderación y respeto por la voz del pueblo abriendo todos los medios de comunicación, tanto digitales como no digitales”, dijo en rueda de prensa el vocero del Departamento de Estado, Ned Price.

“Cerrar el acceso a la tecnología, cerrar los canales de información, eso no hace nada para responder a las necesidades y legítimas aspiraciones del pueblo cubano”, sostuvo.

Washington hizo hincapié en el sentido de rebelión popular que tuvieron las manifestaciones.

“Felicitamos al pueblo de Cuba por mostrar gran valentía”, pese al intento del gobierno de “silenciar sus voces”, señaló Price.

Y agregó: “Llamamos a la calma y condenamos toda violencia contra quienes protestan pacíficamente. Y también hacemos un llamado al gobierno cubano para que libere a cualquier detenido por protestar pacíficamente”.

Estas inéditas manifestaciones, generadas por la crisis económica que sacude al país y que degeneraron en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, irritaron al gobierno comunista que acusó a EE.UU. de estar detrás de ellas.

“La Revolución Cubana no va a poner la otra mejilla a quienes la atacan en espacios virtuales y reales. Evitaremos la violencia revolucionaria, pero reprimiremos la violencia contrarrevolucionaria”, advirtió el presidente Miguel Díaz-Canel.

Cerca de medio centenar de organizaciones, entre ellas Amnistía Internacional y la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, condenaron este martes la “represión” del gobierno cubano contra las protestas ciudadanas registradas en Cuba e instaron a que de forma urgente se detenga la violencia contra los manifestantes y se libere a los detenidos.

Fuente: Clarin

Elecciones: Cuenta Regresiva.

Visitantes en LÍNEA.

Hay 419 invitados y ningún miembro en línea

Elecciones Santo Tomé.

Hay 3 Candidatos Perfilados a Intendente.
  • Votos: 0%
  • Votos: 0%
  • Votos: 0%
  • Votos: 0%
Votos Totales:
Primer Voto:
Ultimo Voto:

COVID-19. NUMEROS DE EMERGENCIA.