Afganistán: ¿Los talibanes empieza a matarse entre ellos?

El Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La guerra interna parece haber estallado y no sólo se reflejó en la formación del gobierno provisorio en Kabul.

La guerra inter Talibán parece haber estallado y no sólo se reflejó en la formación del gobierno provisorio en Kabul, donde ganó predominancia el grupo Haqqani, aliado de Al Qaeda, del opio y buscados por Estados Unidos por terrorismo.


Dos altas figuras afganas han desaparecido en Kabul y los afganos se preguntan si el líder supremo y hermita Talibán , Mullah Haibatullah Akhundzada, que nunca ha sido visto desde la formación del gobierno, y el viceprimer ministro que tenía aspiraciones de ser el jefe de gobierno, Mullah Abdul Ghani Baradar están aun vivos.

El mullah Baradar no estuvo presente en la reunión del Talibán con el canciller qatari Sheik Mohammed bin Abdulrahman Al Thani el domingo pasado. La última vez que fue visto en público fue el 15 de agosto, cuando anunció que el nuevo gobierno iba a formarse.

El lunes el Talibán fue forzado a negar que estuviese muerto, tras los rumores que habría sido asesinado, en una puja de poder el viernes en el palacio presidencial con el poderoso y brutal clan Haqqani. En la batalla Anna Haqqani habría resultado herido en la disputa.

En Qatar estaban los tres miembros de la familia Haqqani en la cumbre de delegados con otros miembros del nuevo gobierno afgano. Sirajuddin Haqqani es el nuevo ministro del interior, aunque el FBI paga 5 millones de dólares por su cabeza y está en la lista de terroristas de la ONU.

Pero también tiene vínculos con el Tehrik-i-Taliban Pakistán, que la semana pasada mató a tres policías en Queta, con un hombre suicida.

El clan
El clan Haqqani tiene aceitados vínculos con Pakistán, que con la alianza del mullah Baradar con China en la región, quedaba afuera de la influencia de poder que buscaba y que históricamente tuvo. Los Haqqani y el ISIS, el servicio secreto paquistaní, han trabajado por décadas juntos desde la invasión soviética.

Khalil Haqqani es el ministro de refugiados en la nueva administración. Anna Haqani, su otro hermano y poeta, tuvo un rol de alto nivel de negociador en la evacuación con Estados Unidos y también estaba presente en la reunión del domingo con los diplomáticos qataríes.

Los rumores sobre la seguridad de Baradar se remontan a la semana pasada, cuando el Talibán anunció el gobierno. El, que iba a ser el jefe máximo , fue relegado a viceprimer ministro mientras el clan Haqqani escalaba abruptamente en la jerarquía hasta ser ministro del interior.

El gobierno afgano insiste en que Baradar está en Kandahar junto al líder máximo, Mullah Haibatullah Akhundzada, discutiendo el futuro del gobierno. Pero Baradar y los Haqqani tienen históricas diferencias, que se remontan a la relación con Al Qaida y Osama Ben Laden, cuando el era viceministro de defensa del gobierno Talibán afgano.

El máximo líder talibán, Mullah Haibatullah Akhundzada, no ha sido visto en público, un mes después de que los militantes tomaran el control de Afganistán. Un portavoz ha dejado constancia de que niega los rumores de su muerte.

Mullah Abdul Ghani Baradar, uno de los rostros más reconocidos de los talibanes y cuñado del mullah Omar, fundador del Talibán y quien lo escondió cuando comenzaron los bombardeos norteamericanos en el 2001, también está desaparecido.

El es el número 2 del Talibán y quien comandó las negociaciones para el acuerdo de paz en Doha con el gobierno de Estados Unidos, tras ser liberados de las cárceles del ISIS en Karachi, en Pakistán.

Las preguntas sobre el bienestar del jefe de la oficina política y figura clave en las conversaciones de paz comenzaron a aumentar después de que no se lo viera en público durante varios días.

Ha habido rumores en Kabul de que había sido asesinado o gravemente herido en una pelea con otra figura importante de los talibanes, durante una discusión sobre cómo dividir los ministerios de Afganistán, según fuentes en Kabul.

¿Pakistán o Hermanos Musulmanes?
El Talibán no es un grupo uniforme ni disciplinado sino que al menos está dividido en cuatro grupos, donde se miden comandantes conservadores, vinculados a la heroína y la droga, al ISIS paquistaní o los “Nuevos Talibán”, más inclinados a los Hermanos Musulmanes.

Pero también por su nivel de medievalidad, vínculo con las mujeres y la purdha, la educación para ellas o una ola de modernidad , tras 20 años en guerra, con las redes sociales de por medio.

Baladar, que fue detenido por los servicios secretos paquistaníes porque había iniciado desde Queta conversaciones de paz con el gobierno afgano pro occidental de Karzai sin que Paquistán lo supiera, solo fue liberado por presión del presidente Donald Trump, para que encabeza las negociaciones de paz por el Talibán. .

Los paquistaníes lo habían querido negociar e intercambiar con Nawab Bugti, el líder independentista balouche, que se había refugiado en Afganistán y era un protegido de Karzai. El gobierno afgano se negó. Baladar continuó en la cárcel hasta las conversaciones de Dopha y Bugti se refugió en Suiza para salvar su vida junto a su familia.

Los especialistas en Afganistán creen que un grupo del Talibán se acercó más a los Muslim Brothers o Hermanos Musulmanes, el grupo sunita que lidera ahora Recep Erdogan, el presidente Turco, y la familia real de Qatar , en abierta rebelión contra Arabia Saudita y la actual dictadura egipcia.Erdogan busca conseguir controlar el aeropuerto comercial de Kabul, con la ayuda de Qatar.

No aparecen
Los esfuerzos oficiales del lunes para disipar los rumores parecieron profundizar el misterio. Los talibanes publicaron fotos de una nota escrita a mano de uno de los agentes de Baradar diciendo que estaba en Kandahar.

Luego compartieron un mensaje de audio, que supuestamente era de Baradar, contrastado con fotos antiguas. La ausencia de un video generó más preguntas entre los afganos, ya que los talibanes ya no son un grupo insurgente escondido y el rostro de Baradar es bien conocido debido a su papel internacional.

“Yo estaba de viaje. Tomando la oportunidad de mi ausencia, activistas de los medios comenzaron la propaganda, Yo y cada colega estamos Ok. Noticias producen propaganda. Nieguen estos rumores. Nosotros estamos todo bien”, dijo supuestamente Baradar en un audio, que se escucha con interferencias.

El portavoz Suhail Shaheen explicó los rumores en inglés cuando los negó en Twitter.

“Mullah Bradar, viceprimer ministro del Emirato Islámico de Afganistán, en un mensaje de voz rechazó todas esas afirmaciones de que resultó herido o muerto en un enfrentamiento. Dice que son mentiras y totalmente infundadas", escribió, usando una ortografía alternativa del nombre del líder.

Los videos y una foto también compartidos en línea, que pretendían mostrar a Baradar en Kandahar, no mostraban nada que pudiera confirmar cuándo fueron tomados. No estaban fechados.

Ocultaron la muerte
Son los antecedentes del grupo con respecto a las muertes de sus figuras o sus disputas internas del Talibán las que alimentan las teorías. La muerte por tuberculosis del líder fundador Mullah Mohammad Omar se ocultó durante seis años. Durante ese tiempo, los talibanes continuaron emitiendo declaraciones en su nombre.

Ya se consideraba que Baradar había salido perdiendo en las disputas internas de los talibanes sobre la formación del nuevo gobierno, según la Red de Analistas de Afganistán.

De los tres hombres que fueron número 2 del líder supremo del grupo antes de la caída de Kabul, Baradar fue el único que no obtuvo un ministerio importante. Al líder militar Yaqub Omar, hijo del líder fundador del grupo, se le asignó el Ministerio de Defensa, y Sirajuddin Haqqani obtuvo el Ministerio del Interior.

La Red de Analistas de Afganistán también señaló que la ausencia de Akhundzada de todos los eventos públicos y privados, casi un mes después de la caída de Kabul, sugería que ya no estaba vivo.

Los analistas señalaron que incluso el solitario Mullah Omar hizo algunas apariciones públicas, aunque no en video, cuando gobernaba el país. Estos incluyeron reunirse con funcionarios extranjeros y dar declaraciones y entrevistas por radio.

“Sería extraño, por lo tanto, si Haibatullah, ahora que el movimiento está en el poder, estuviera vivo y todavía tan aislado. Por el momento, parece funcionar como una figura simbólica, que puede unificar sin aparecer ni hablar ".

Los Haqqani viven en la zona tribal, en Waziristán especialmente, cuentan con las milicias más feroces y conservadores de las tribus, que han secuestrado occidentales y periodistas por años durante la “guerra contra el terror”.

 

Fuente: Clarin

ACTUALIZÁ SIEMPRE NUESTRO SITE!

Visitantes en LÍNEA.

Hay 304 invitados y ningún miembro en línea

Elecciones Santo Tomé.

Elecciones Intendente: Los SOCIOS de las Alianzas, serán tenidos en Cuenta?
  • Votos: 0%
  • Votos: 0%
  • Votos: 0%
Votos Totales:
Primer Voto:
Ultimo Voto: