Cancelaron la eutanasia de una paciente no terminal en Colombia tras una revisión del caso

El Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Martha Sepúlveda iba a ser la primera persona en el país en recibir el procedimiento sin tener una enfermedad terminal; el proceso estaba pautado para este domingo.


Un día antes de que se le realizara el procedimiento de eutanasia a Martha Sepúlveda, el Instituto Colombiano del Dolor (IPS-Incodol) informó que después de una revisión con un comité científico canceló el proceso, que estaba pautada para las 7 (hora local).

La mujer iba a ser la primera persona en el país en recibir el procedimiento sin tener una enfermedad terminal.

El Comité Científico Interdisciplinario para el Derecho a Morir con Dignidad “concluyó de manera unánime cancelar el procedimiento”. Agregó la IPS-Incodol que “se revisó y analizó de nuevo de forma amplia y suficiente la solicitud”, pues “se define que no se cumple con el criterio de terminalidad como se hacía considerado en el primer comité”.

Esta mujer de 51 años se iba a convertir este domingo en la primera paciente no terminal en acceder a la eutanasia. Sepúlveda no supo de la misa que se ofició en su nombre, ni de la petición que le hizo la Conferencia Episcopal Colombiana para que reconsiderara su decisión. Estaba lista para morir e, incluso, había apagado su celular.


“Martha no tiene ni idea de lo que han dicho los curas, entonces en realidad es como si el mundo estuviera explotando afuera y ella no tiene ni idea de lo que está pasando. Si el celular de Martha estuviera disponible, ella no tendría vida, pero hemos sido muy cuidadosos de que ella está en su mundo, resguardada ya y que nadie interfiera con su paz y su tranquilidad”, contó Camila Jaramillo Salazar, su abogada, antes de conocer la IPS.

Precisamente la abogada dijo a reporteros de este diario que iba a consultar la decisión y comunicaría cualquier reacción.

 

Fuente: El Litoral