La subsecretaria de Estado de EEUU viaja a Moscú: ya no está en lista negra

El Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Rusia permitirá que la subsecretaria de Estado de Estados Unidos, Victoria Nuland, viaje mañana a Moscú para mantener conversaciones bilaterales, tras ser removida de la lista negra luego de que Washington levantara una restricción similar impuesta a varios ciudadanos rusos, anunció hoy la vocera de la cancillería rusa, Maria Zajarova.Nuland, cuyo viaje fue anunciado el viernes pasado por el Departamento de Estado, figura en la lista de sanciones rusas, por lo que su remoción habilita su ingreso al país.

"Ella estaba en la lista de sanciones, esto significa que esa persona no puede cruzar la frontera", precisó Zajarova en declaraciones a la televisión Rossiya1, según las agencias de noticias Sputnik y Europa Press.

"Ellos (Estados Unidos) incluyeron a los representantes rusos en sus listas de sanciones, por lo que, en este caso, el asunto se resolvió sobre la base de la paridad; sí, ella estará en Rusia", aseguró la funcionaria rusa, sin detallar los nombres de los rusos que fueron excluidos de la lista de sanciones de Washington.

La visita de la funcionaria estadounidense, que estará en Moscú desde mañana y hasta el miércoles para hablar sobre asuntos bilaterales, regionales y globales, se realiza en momentos en que los lazos políticos entre los países están muy tensos.


Tras la Guerra Fría, las relaciones entre Rusia y Estados Unidos se deterioraron aun más en 2014 después de la anexión de Crimea a Ucrania por parte de Rusia. Además, siguieron degradándose desde la llegada a la Casa Blanca del actual mandatario demócrata Joe Biden debido a las acusaciones de Washington de injerencia en las elecciones presidenciales de 2020, espionaje y ciberataques.

El gobierno de Biden ordenó en abril pasado nuevas sanciones contra entidades vinculadas a Rusia, la expulsión de 10 diplomáticos y una prohibición hecha a los bancos estadounidenses de comprar directamente deuda emitida por Rusia.

La respuesta del gobierno ruso incluyó la expulsión de 10 diplomáticos estadounidenses y la prohibición a las representaciones estadounidenses a emplear a extranjeros.

 

Fuente: El Litoral